sábado, 21 de abril de 2012

PUEBLO DE AUSTRIA QUIERE CAMBIAR SU NOMBRE PARA TERMINAR CON BROMAS

Ya están hartos de recibir llamadas chistosas.


Los residentes del pequeño y apacible pueblo de Fucking, en Austria, cansados ya de recibir llamadas telefónicas ofensivas, votarán en estos días el cambio de nombre de la localidad.

El pueblo lleva ese nombre desde el año 1070 y proviene de un personaje del siglo VI llamado Focko. El sufijo "ing" en una antigua forma germana de llamar a la gente, por eso el significado real de Fucking sería "gente de Focko". Sin embargo los angloparlantes la relacionan con su significado en inglés, gerundio de la mala palabra "Fuck" (forma grosera de llamar al acto sexual y que se emplea como insulto y para maldecir).

"Las llamadas de mal gusto han sido la gota que rebalsó el vaso", comentó Franz Meindl, alcalde de Fucking, además de recordar que los carteles con el nombre del pueblo han sido objeto de robos por parte de turistas en busca de un suvenir.

La propuesta con más adeptos es la que proclama que el pueblo debería llamarse Fugging. Historiadores afirman que en el siglo XVI se escribía con doble g y así es como reclaman que se reinstale la denominación.

La última palabra la tendrán los habitantes.
Publicar un comentario