lunes, 25 de marzo de 2013

REFLEXIONES

Fija tus ojos hacia adelante, en lo que puedes hacer... No hacia atrás, en lo que no puedes cambiar.


Las palabras demuestran quién quieres ser, mientras que tus acciones demuestran quién en verdad eres.

Tu destino está en las mejores manos que existen, las tuyas.

El éxito de la vida no está en vencer siempre, sino en no desanimarse nunca.

No puedes esperar que nadie te ayude a menos que estés dispuesto a decir que necesitas ayuda.

No importa que tengas que empezar todo de nuevo, lo importante es no perder las ganas de volver a intentarlo.

Las casualidades no existen, en esta vida todo pasa por algo, y ese algo siempre es mejor.

Lo más sabio para vivir en paz con todos, consiste en tratar de comprender a cada uno, según su individualidad. Esa justicia hace que la conciencia esté tranquila.

La mejor inversión para el futuro es una inversión adecuada en el presente.

¡Aun en los días más nublados brilla la luz de la esperanza!
Publicar un comentario