lunes, 3 de febrero de 2014

EL CRECIMIENTO PERSONAL ES EL FRUTO DE LA PACIENCIA CONSIGO MISMO Y CON LOS DEMAS


El crecimiento personal es el fruto de la paciencia consigo mismo y con los demás.

No juzgues cada día por lo que cosechas sino por las semillas que plantas.

El carácter se forma con los pequeños momentos de nuestra vida.

Existen cuatro tipos de personas: Aquellas que se preocupan hasta la muerte, las que se aburren hasta la muerte, las que trabajan hasta morir y las que disfrutan la vida...

 El rival más difícil de conquistar esta en tu cabeza.

¡Hasta el grado en que des a los demás lo que necesitan, ellos, a su vez, te darán lo que tú necesitas!

 Cuidado con lo que hablas, con tus palabras creas un mundo interno en ti.

Tu vida es lo que tus pensamientos crean.

La verdadera felicidad viene de dentro de ti, no de otra persona.

 Detén la búsqueda y empieza a vivir...
Publicar un comentario