lunes, 6 de abril de 2015

UNA CONFERENCIA SOBRE DESCAPACIDAD SIN RAMPA PARA SILLAS DE RUEDAS.

Diferentes grupos de activistas están criticando en los últimos días a la Cumbre Nacional de Discapacidad de Australia, luego de que una de las oradoras, Deborah Haygarth, tenga que ser ayudada a bajar del escenario debido a que el lugar no tenía acceso para sillas de ruedas


Jarrod Marrinon, quien asistió a la conferencia, subió a la red social Twitter una foto que demuestra la irónica situación junto a un comentario que castiga el hecho. Además, publicó otra foto que demuestra que el baño para discapacitados durante la conferencia estaba fuera de uso y estaba siendo utilizado como depósito de las sillas sobrantes.

Jax Jackie Brown, una activista por los derechos de los discapacitados que también formó parte del encuentro, dijo que sólo siete personas de esta condición y sus cinco cuidadores fueron invitados a participar de la conferencia, que tuvo un total de 133 asistentes. Además, expresó: “Siento que fui excluída cuando ellos se dieron cuenta que yo era una persona con discapacidad y me molestó que dijeran que le darían los boletos restantes a personas con estas problemáticas, pero eso no ocurrió”.

También, contó que los ubicaron en unas pequeñas mesas atrás de todo, lo que creaba la sensación de que las personas que no tienen ciertas habilidades no formaban parte de la gran conferencia. Asimismo, argumentó en su blog que hubo otros inconvenientes con respecto a la comida, que estaba colocada en mesas muy altas y quienes usan silla de ruedas estaban imposibilitados de acceder.

Sin embargo, Susan Ryan. Miembro de la Comisión de Derechos Humanos de Australia, dijo en twitter que los organizadores la habían contactado para pedir disculpas por las dificultades de acceso que había tenido el evento.
Publicar un comentario