martes, 9 de agosto de 2016

CREAN UNA CEBOLLA QUE NO HACE LLORAR



 Las cebollas son claramente una de las verduras más sanas y sabrosas sobre la faz de la tierra, pero definitivamente no son divertidas a la hora de picarlas. Sin embargo, los días de ojos llorosos en la cocina pueden estar llegando a su fin gracias a la empresa japonesa House Foods Group, que se prepara para lanzar al mercado la primera cebolla libre de lágrimas del mundo.
Acertadamente llamada “Smile Ball” (ya que pone una sonrisa en la cara en lugar de hacer llorar), este nuevo tipo de cebolla es el resultado de dos décadas de investigación. En 2002, los científicos de House Foods Group publicaron un artículo en el que se planteaban la hipótesis de que las enzimas de la cebolla que generan lágrimas podrían debilitarse, sin perder su sabor y valor nutricional.


 Su investigación de hecho ganó un Premio Nobel Ig (un premio que reconoce los logros que los organizadores consideran involuntariamente graciosos), pero el año pasado la compañía anunció que su teoría finalmente se hizo realidad, y al parecer los originales vegetales llegarán a las tiendas japonesas el próximo otoño.

Durante mucho tiempo se ha sabido que cortar cebollas induce lágrimas debido a un gas volátil liberado por las células de la cebolla, cuando es atravesada por el cuchillo. Refrigerar la cebolla reduce el movimiento de sus átomos, lo que resulta en menos óxido syn-propanotial-S (el agente lacrimógeno que induce las lágrimas) liberado cuando se corta, lo que reduce la cantidad de lágrimas a derramar. Picar la cebolla Smile Ball, en cambio, promete ser una experiencia libre de lágrimas.


El año pasado, cuando hizo su gran anuncio, Casa Foods Group reveló que logró suprimir la producción de óxido syn-propanotial-S mediante el bombardeo de los bulbos de cebolla con irradiación de iones, que también hicieron las verduras menos picantes.

A parecer, las cebollas Smile Ball no liberan ningún componente que induzca las lágrimas al ser picadas o consumidas crudas. A diferencia de las cebollas regulares, tienen un sabor dulce, que recuerda a las manzanas o peras nashi asiáticas.

Cerca de cinco toneladas de cebollas Smile Ball se vendieron en subastas de prueba en los grandes almacenes de Tokio este año, y se espera que estén disponibles en los supermercados de todo el país este año, a un precio de ¥ 450 (4,30 dólares) por un paquete de dos, o sea el doble de lo que cuestan las cebollas regulares.

Publicar un comentario