lunes, 2 de febrero de 2009

ESTOY DE PASO





En ocasiones, me cruzo con la ira…, y ella porfía con tomarme el brazo, pero le digo: “¡No puedo irme contigo… tratá de comprender…estoy de paso…”.

Otras veces la duda me visita intentando enredarme en su fracaso, y de la misma forma me disculpo: “Perdoname, pero… estoy de paso.”

Algunos días es la intolerancia quien trata de envolverme con su abrazo, pero también me niego a recibirla: tendrá que dispensarme…estoy de paso.

Y hay circunstancias en que el sufrimiento es el que trata de llenar mi vaso, más sé de su carácter ilusorio y no le doy cabida…estoy de paso.

Incluso cuando arriban los temores -esos que asustan siempre por si acaso, con su caterva de preocupaciones!- tampoco los atiendo…estoy de paso.

No quiero demorarme en pequeñeces…

¡Cada minuto es un tesoro escaso, que se va entre los dedos como el viento! Y como el viento...¡también yo estoy de paso…!

Jorge Oyhanarte
Publicar un comentario