jueves, 26 de marzo de 2009

LE REMORDIÓ LA CONCIENCIA 13 AÑOS DESPUÉS


Un comensal que había huido sin pagar se arrepintió y canceló la cuenta de su comida (trece años después).

Un cliente de un restaurante en Swansea, Gales, en 1996 se retiró sin abonar su cuenta de 15 dólares. 13 años después la persona entregó a la policía 90 dólares y una nota anónima pidiendo que se cancele su deuda.

El arrepentido, sin embargo, cargó a la policía con algún trabajo de campo para realizar: debieron establecer cuál era el restaurante hindú al que se hacía referencia sólo porque sólo describió la ubicación y el frente.

Sin embargo, al parecer el local en cuestión fue demolido hace años y todavía no han podido dar con el que fuera su dueño.
Publicar un comentario