viernes, 17 de abril de 2009

SE COME LOS PROBLEMAS DEL JARDÍN


Una mujer no sabía cómo combatir los caracoles en su jardín. Hasta que se le ocurrió una idea gourmet.

Oriole Parker-Rhodes, una abuela galesa, sufrió una invasión de caracoles en su jardín. Desgraciadamente hacían peligrar sus hortalizas orgánicas. Dado que evita el uso de químicos no sabía cómo deshacerse efectivamente de los gasterópodos. Hasta que se le ocurrió empezar a comérselos.

Según explicó la mujer, en un restaurante valen una fortuna y te sirven seis caracoles por porción. Ella sirve doce en cada plato con ensalada, ajo, manteca y pan y agasaja así a parientes y amigos. "Son de una carne excelente: alta en proteínas y baja en grasas. Son mejores que un bife".

La mujer actualmente tiene un blog en el que comparte recetas con caracoles. No deje de visitarlo. http://eatinggardensnails.blogspot.com/
Publicar un comentario