jueves, 7 de mayo de 2009

NUESTRO CUERPO Y LAS EMOCIONES



Las emociones pueden ser saludables o dañinas con nuestro cuerpo. El ser humano necesita expresar sus emociones de una forma mucho más espontánea. Es algo innato que, por un aprendizaje tan convencional como represor, acabamos olvidando. Lo malo es que luego el propio cuerpo nos pasa factura.



Alegría, tristeza, ira, miedo y vergüenza, son las cinco emociones básicas que rigen al ser humano, mismas que aparecen posterior a un estímulo. Cada emoción siendo auténtica sirve, el problema está cuando se actúa. Una persona que se traga los enojos va a somatizar, a enfermar su cuerpo. Como se producirán muchos ácidos gástricos el estómago se inflamará, se presentará una colitis, gastritis o úlcera.

Hay quienes no tienen más que una emoción, no saben estar alegres y nada más sienten coraje,Emociones, sentimientos, por todo se enojan y como consecuencia se vuelven neuróticos.

El problema de ocultar los sentimientos es tan serio que hasta la estructura corporal se llega a modificar, por ejemplo: Hay personas que tienen el cuerpo ancho de arriba y delgado de abajo, estos son los que se guardan el coraje y los enojos. Los masoquistas tienen el cuerpo a la inversa: delgados de arriba y gorditos de abajo, Los que tienen el cuerpo como pera son los paranoides, quienes lo transforman, porque van acumulando estrés en cierta parte del cuerpo moldeándolo de esa forma expresar los sentimientos. En cambio los esquizoides son de cabeza grande y cuerpo pequeño.



Por último está el rígido, aquél que es equilibrado, el que no almacena nada y está manifestando todo su sentir y las emociones, camina firme, fuerte y seguro, nada lo distrae ni le preocupa.

Si uno llora cuando tiene ganas de llorar, ríe cuando tiene ganas de reír, grita cuando tiene ganas de gritar, nunca llega a una tristeza, una alegría o una ira histéricas. Seremos normales en la medida en que normalicemos nuestras emociones. Decimos nosotros que el camino del corazón es el único que lleva de regreso a casa y el que nos permite ser auténticos.

Cuéntanos, ¿Expresas tus emociones?
Publicar un comentario