viernes, 9 de octubre de 2009

SIN FELICIDAD NO HAY ABUNDANCIA




Cuántas veces nosotros pensamos en desistir,

dejar de lado, nuestro ideal y sueños;

Cuántas veces salimos en retirada,

con el corazón amargado por la injusticia;

Cuántas veces sentimos el peso de la responsabilidad,

sin tener con quien compartir;

Cuántas veces sentimos soledad, aún rodeados de personas;

Cuántas veces hablamos, sin que seamos notados;

Cuántas veces luchamos por una causa perdida;

Cuántas veces volvemos hacia casa

con la sensación de derrota;

Cuántas veces aquella lágrima, instiste en caerse ,

justamente en la hora que necesitamos parecer fuertes;

Cuántas veces pedimos a Dios algo de fuerza, algo de luz;

Y la respuesta viene, sea como sea,

una sonrisa, una mirada cómplice, un tarjeta,

un billete, un gesto de amor;

Y la gente insiste, Insiste en proseguir,

en creer, en transformar, en compartir, en estar, en ser;

Y Dios insiste en Bendecirnos, En mostrarnos el camino:

Aquel más difícil, más complicado, más bonito.

Y la gente insiste en seguir, por qué tiene una misión……

¡¡¡¡¡Ser Feliz!!!!!

Share this on del.icio.usDigg this!Share this on RedditShare this on TechnoratiPost this to MySpaceShare this on FacebookTweet This!Subscribe to the comments for this post?Share this on FriendFeed
Publicar un comentario