jueves, 29 de julio de 2010

LADRÓN DEJA IDENTIFICACIÓN JUNTO AL BOTÍN



Un ladronzuelo, no muy avispado, fue localizado y detenido luego de que dejara accidentalmente junto con el botín, tres diferentes formas de identificarlo.

Mark Chesney es un jóven de 28 años del pueblo de Billingham, Inglaterra que luego de luego de robar objetos de una casa, dejó la bolsa que las contenía a medio ocultar en un terreno baldío cercano, y la cubrió con su chaqueta.

Lo que Chesney no tuvo en cuenta fue que dentro de su abrigo se había dejado una receta médica a su nombre, un recibo y una tarjeta para contactarlo en su teléfono móvil.

Una vez detenido, el ladrón confesó a la policía que él sólo había encontrado la bolsa con los ítem robados valuados en 1.600 libras tirada en la calle, y para que otros no se la lleven, dejó su campera cubriéndola,y así regresar por ella más tarde. Cuando el muchacho retornó al lugar, las cosas ya no estaban y un vecino ya había hecho la denuncia a la policía.

A pesar de la evidencia y sus huellas digitales en el lugar del robo, Chesney insistió en su inocencia.
Publicar un comentario