martes, 1 de agosto de 2017

8 TIPS PARA DEJAR DE COMER CARNE DE MANERA SALUDABLE Y EQUILIBRADA

Tanto si queremos adoptar una dieta vegana como una vegetariana, al dejar de comer carne es conveniente consultar con un nutricionista para no presentar déficits nutricionales.
Dejar de comer carne es el objetivo de muchas personas que, no obstante, tienen muchas dudas de cómo hacerlo de manera saludable y sin el riesgo de sufrir déficits nutricionales.
En este artículo aclaramos las cuestiones más importantes para dejar de comer carne de manera equilibrada con estos 8 tips.
¿Puedo dejar de comer carne?
Dejar de comer carne es una decisión personal que puede estar relacionada con motivos de salud o con cuestiones éticas o religiosas.
Sin embargo, lo más importante no es comer o dejar de comer carne, sino llevar una alimentación equilibrada, con las cantidades adecuadas de carbohidratos, proteínas, y grasas, y eligiendo siempre alimentos de la máxima calidad.
Las dudas más frecuentes del vegetarianismo están relacionadas con los nutrientes (como el hierro, el calcio, la proteína o la vitamina B12).
A continuación damos respuesta a estas inquietudes.
1.- Elegir alimentos nutritivos
El vegetarianismo no consiste en llevar la misma alimentación que antes pero sin carne.
Por el contrario, debemos tomar más conciencia de nuestra dieta para elegir alimentos que nos nutran y prescindir de aquellos que, no solamente no nos aportan nada, sino que además perjudican a nuestra salud.
Los alimentos que nos convienen son los que contienen altas cantidades de vitaminas, minerales, ácidos grasos, proteína vegetal y fibra:
Frutas y verduras
Aceite de oliva, de coco, de lino, de sésamo, etc.
Frutos secos y semillas
Superalimentas como la maca, la espirulina, la chia, el cáñamo, etc.
Setas
Legumbres
2. Cuidado con las harinas y los lácteos
Muchas personas, al dejar de comer carne, cometen el error de abusar de los lácteos y los carbohidratos simples, lo cual les lleva a un aumento rápido de peso y a sufrir problemas digestivos.
Aunque las alternativas más tentadoras pueden ser la pizza, la pasta o los bocadillos, recomendamos optar por las ensaladas, las legumbres y los cereales integrales.
Podemos sustituir las harinas refinadas por frutos secos molidos, coco rallado o harinas nutritivas como la de centeno, la de espelta o la de trigo sarraceno.
Los lácteos se pueden sustituir sin ningún esfuerzo por bebidas y postres vegetales, elaborados con frutos secos, semillas, frutas y cereales.
3. Que no te falten las legumbres
Las legumbres son un tesoro para los vegetarianos, ya que nos van a aportar una gran cantidad de proteína vegetal. Si tenemos problemas para digerirlas, podemos probar estos trucos:
Ponerlas siempre en remojo la noche anterior
Cuando empiecen a hervir, cambiar el agua y ponerlas a hervir de nuevo
Cocerlas con un poco de alga kombu
Añadirles un poco de comino o hinojo
Consumirlas en forma de crema, puré o hamburguesas
4. Cada día, frutos secos y semillas
Para picar entre horas tenemos a nuestro alcance los frutos secos y las semillas, alimentos muy nutritivos y saciantes que podemos comer en cantidades moderadas.
Con un puñado al día es suficiente, y deben ser siempre crudos o tostados. Procura evitar los que son salados o fritos.
5. Sésamo, rico en calcio
Otro de los temores habituales es la falta de calcio al dejar de consumir lácteos.
No obstante, algunos alimentos de origen vegetal tienen un alto contenido en calcio que es incluso más asimilable, como por ejemplo las semillas de sésamo.
Podemos comerlas tostadas, molidas, en pasta untable (tahina), en bebida vegetal, etc.
6. Levadura de cerveza cada día
Una fuente excelente de vitamina B12 y muchos otros nutrientes es la levadura de cerveza o la levadura nutricional.
Una cucharada al día, mezclada con un poco de zumo o yogur, es un suplemento ideal para evitar cualquier tipo de déficit nutricional.
7. ¿Me faltará hierro?
Otra duda frecuente es la posible falta de hierro al dejar de comer carne. Nada más lejos de la realidad, ya que los vegetales, las legumbres y los frutos secos contienen este mineral en dosis necesarias para nuestra salud.
No obstante, para asegurarnos una buena absorción, podemos aliñar siempre las comidas con jugo de limón y evitar tomar té verde o café junto con los alimentos.
8. ¿Vegano o vegetariano?
Los veganos no consumen nada de origen animal, mientras que los vegetarianos pueden comer huevos, lácteos o incluso pescado.
Si optamos por el veganismo deberemos ser muy cuidadoso con nuestra alimentación e incluso consultar con un nutricionista para no sufrir carencia de nutrientes.


Publicar un comentario