martes, 13 de mayo de 2008

EL GATO BURMILLA


Esta raza nace a raíz de una cruza accidental, ocurrida en el Reino Unido entre un gato Persa chinchilla y una Burmesa lila, y fruto de este amorío gatuno, en 1981 nacen sus cuatro gatitos. En el año 1984 se importaron varios gatos de esta raza a Dinamarca.
Peso: 8-10 lbs.
Color:Su color es blanco pero como si tuviera una manta de sombras y tonos negros. Aunque se presentan distintos patrones, de colores blanco o plata con negro, azul, chocolate, lila, rojo, crema y tortuga. Las distintas marcas y colores dan más de 40 capas distintas.
Ojos:Sus ojos tienen forma oblicua de tamaño grande, la línea inferior es muy curvada, siempre en tonos diversos de verde.
Apariencia General:El gato Burmilla es de tamaño mediano con un cuerpo compacto. Su cabeza en redondeada. Los machos tienen mejillas más anchas. Sus orejas de medianas a grandes siempre anchas en la base, con puntas ligeramente redondeadas. El cuerpo es de talla y longitud media, pecho redondeado y espalda recta.
Su cola es medianamente larga en cuanto a largo, grosor y base, y ligeramente redondeada en la punta. De pelo corto, denso, sedoso, liso y con suficiente subpelo. Los Burmillas tienen la nariz rojo ladrillo, con líneas oscuras enmarcando la nariz y los ojos, sus almohadillas presentan un color de acuerdo al color del pelo.
Carácter:Estos gatos son bastante sociables, afectuosos y un juguetón incansable juguetones. Aprecian mucho las muestran de cariño, como los mimos de sus dueños. Este gatito se lleva muy bien con otros animales, además de querer mucho a los niños.
Publicar un comentario