miércoles, 1 de abril de 2009

VALIOSA LECCIÓN: NO METER EL DEDO EN EL TANQUE



Un hombre decidió meter el dedo en el tanque de nafta de su auto. Lo sacó cuatro horas después con ayuda de los bomberos.

Victor Harris de 25 años estaba cargando un aditivo para nafta en su Lincoln Navigator. Al parecer un papel proveniente del envase se metió accidentalmente en el tanque. Intentando quitarlo metió su dedo índice y después no le fue posible sacarlo.

"Tres horas más tarde empecé a perder sensibilidad en la mano y me puse muy nervioso", explicó. Pasaron cuatro horas hasta que los bomberos de Saginaw se apersonaron en la escena. Tuvieron que cortar un tramo del conducto del tanque de nafta. De esta forma pudieron trasladar a Harris al hospital St. Mary's dónde los médicos lograron desprender el dedo.

Si bien estaba avergonzado se tomó la contingencia con bastante buen humor. Explicó que la reparación del Lincoln le iba a costar bastante dinero y que jamás volvería a meter un dedo en un tanque de nafta.
Publicar un comentario