martes, 4 de agosto de 2009

PLACA Y SARRO EN MASCOTAS


Si hablamos de problemas dentales en los perros, los más conocidos y frecuentes son dos: la placa dental y el sarro.

La primera enfermedad se trata de la aparición de una película transparente en los dientes que contiene bacterias. Allí se junta mucha saliva y partículas de comida.

Por su parte, el sarro, también llamado cálculo dental, se manifiesta mediante un color marrón o amarillo en los dientes. Tiene una relación directa con la placa, pues se forma al ser calcificada ésta.

Así también, cuando la placa dental se hace mayor llega a afectar las encías se produce gingivitis. Con la aparición del sarro, toda la superficie dental puede quedar infectada, y llega incluso hasta la misma raíz de los dientes.

Las consecuencias son el dolor y el mal aliento en la boca de los perros. Si no se las trata a tiempo, puede causar una infección general y provocar malas digestiones en el animal.
Publicar un comentario