jueves, 22 de octubre de 2009

EL MAYOR REGALO DE AMOR (EL CORAZÓN CUYO AMOR NO TIENE LÍMITES)


TIEMPO DE ELEGIR:


Ya sea que veas todos los aspectos de la vida desde una perspectiva espiritual O que sólo veas una imagen tridimensional.

La primera elección libera cualquier pensamiento y emoción que pudiera impedirnos elevar nuestra frecuencia vibracional al nivel de la Luz necesaria para la ascensión.

La segunda elección significa que necesitarás ignorar todas las señales que te muestren que tienes reacciones por liberar. Entonces estarías eligiendo seguir viviendo y aprendiendo en una existencia tridimensional.

A través de nuestra serie de encarnaciones en la Tierra, hemos experimentado muchos traumas personales. Esto es inevitable cuando vivimos y aprendemos en la tercera dimensión.

Al mismo tiempo que hay gran alegría y felicidad, también experimentamos traiciones, pérdidas de seres amados, gran tristeza, injusticias y varias formas de morir al final de cada vida. Estos incidentes nos dejan muchas emociones y patrones de pensamiento diferentes.

Desde nuestra perspectiva espiritual entendemos que es necesario para nosotros revisar estos eventos para ver la verdad de lo que realmente pasó en esa época. Esas cosas nunca son como nos lo parecieron en esa época. Debemos examinar todas las facetas porque la verdad nos permitirá liberar el trauma, junto con sus pensamientos y emociones.

Lo que sucede usualmente es que examinamos esos eventos al final de cada encarnación en la que ocurrieron. Sin embargo, la mayoría de nosotros tenemos la tendencia de posponer algunos de los eventos más dolorosos experimentados durante una encarnación. Pensamos que será más fácil examinarlos en una vida futura cuando puedan no ser tan dolorosos. Así que posponemos y posponemos. Las vidas pasan y esas cosas permanecen con nosotros esperando para ser atendidas.

Entonces un día, nos damos cuenta de que hemos llegado a nuestra última encarnación física y muchos de esos incidentes, con su dolor, temores, pensamientos y diversas emociones están todavía con nosotros. Permanecieron enterradas e ignoradas, guardadas en los cuerpos sutiles que nos rodean, nuestros cuerpos emocional y mental. Todos esos traumas contienen energía densa, pesada.

Todas las almas viejas que están en la Tierra ahora están completando su última encarnación física. Para poder avanzar hacia los reinos superiores de la existencia para una forma más armónica de aprender, cualquier energía densa que esté en nuestros cuerpos sutiles tiene que subir a la superficie, elevar su frecuencia y ser liberada.

Hasta que esto esté terminado, tendrás que permanecer en un planeta de aprendizaje tridimensional, tal vez por un largo tiempo. Ya no será posible que regreses al hogar cuando completes tu tarea en la Tierra. Muchos ciclos planetarios tienen 26,000 años. Esta no es una opción deseada por algún alma que yo conozca.

La dificultad está en que a nivel consciente, no tenemos idea de que tengamos un trauma oculto que necesite ser liberado. Afortunadamente, lo sabemos a nivel espiritual.

¿Cómo descubrimos esas emociones escondidas?

Empezamos por atraer situaciones a nuestra vida que nos muestran que tenemos emociones y pensamientos específicos que necesitamos liberar. Comenzamos atrayendo eventos moderados, no-traumáticos que nos ayudan a darnos cuenta en donde tenemos una reacción que puede alejarnos de nuestro balance. Tal vez notemos que alguien está haciendo algo a otro más que nos ofende o molesta un poco.

Siempre hay elección en lo concerniente al modo en que vemos cualquier evento que ocurra en nuestra vida. Podemos fijarnos en nuestra reacción y dejarla ir y estar agradecidos a este extraño por mostrarnos esta característica nuestra. O podemos elegir ignorar nuestra reacción y en su lugar condenar y juzgar a la otra persona por su comportamiento.

Las situaciones de la vida nos mostrarán una y otra vez todas las emociones específicas que necesitamos liberar. Para poder llegar al hogar, se nos muestran todas las reacciones que necesitamos transmutar hacia un nivel superior de energía de luz. Si no entendemos la razón real para atraer y así fallar en manejarlas, seguiremos atrayendo más personas que hagan cosas que saquen a colación la misma respuesta en nosotros. Los eventos y situaciones pueden ser muy diferentes, pero todas tienen la intención de disparar la misma reacción en nosotros. El universo continúa haciendo su mejor esfuerzo para que notemos el dolor oculto. Comienza a incrementar la frecuencia e intensidad de esos eventos.

Si continuamos culpando a otros y fallamos en reconocer y aceptar esas áreas de negatividad y reacciones traumáticas que están en nuestro interior, la vida puede comenzar a volverse muy traumática. Los eventos comenzarán a provocarlos aquellos que están más cerca de nosotros, en lugar de que lo hagan los desconocidos. Los seres queridos son más efectivos para elevar nuestros asuntos escondidos hacia la superficie. Como nos ocupamos más de las personas que están más cerca de nosotros, generalmente pueden alcanzarnos en donde otros han fallado. Usualmente no podemos escaparnos fácilmente de las relaciones con nuestros familiares y somos forzados a ocuparnos de las cosas.

Permite que la próxima declaración entre muy profundamente en tu corazón y tu alma . Las personas que hacen esas cosas son personas que nos aman incondicionalmente, están dispuestas a crear cualquier circunstancia necesaria para ayudarte a ver lo que necesitas ver antes de que regreses al hogar. Esas son las personas que te aman tanto que están dispuestas a arriesgarse a ser tratadas como enemigos, juzgadas, criticadas, agredidas verbalmente, odiadas, pisoteadas, despreciadas y abandonadas. Por supuesto, en esa época no parece que te aman. Parece que te odian por que a menudo se comportan terriblemente. Esto generalmente es muy raro, a menos que hayan estado tratando de mostrarte esta reacción en particular durante mucho tiempo.

Cada área en tu vida donde no puedas mantener en un balance armónico de amor incondicional, donde tengas pensamientos y comportamientos negativos, donde puedas ser alejada de tu propósito y tu enfoque, donde culpes a otros y falles en aceptar la responsabilidad de tu propia vida y sus creaciones - se te mostrará.

Como a menudo tenemos bastantes reacciones diferentes que liberar, generalmente atraemos diferentes escenarios con personas diferentes, uno a la vez. Tomaría mucho tiempo si sólo atrajéramos un evento que nos mostrara una reacción.

Aparte de situaciones en nuestra propia vida, también podemos ver nuestras reacciones a diversos eventos mundiales. Escucharemos sobre los eventos que producen una reacción en nosotros.

Para tu bienestar y el de todos los que te rodean – si encuentras que necesitas estar en lo correcto o tienes sentimientos de auto rectitud o piensas que eres mejor que cualquier otro – es tiempo de que los dejes ir.

Ninguno de nosotros está por encima de la ley espiritual. No ayuda el pretender que somos víctimas y realmente no estamos creando nuestro mundo. Necesitamos dejar de culpar a otros. Es tiempo de dejar ir las emociones no deseadas, el agotamiento, la lucha, el dolor, la fatiga y el esfuerzo. Tal vez sea tiempo de ver la belleza de la verdad que se nos ofrece. El universo nos está mostrando esas cosas para que podamos dejarlas ir. Estamos siendo apoyados para ir al hogar. Es tiempo de avanzar hacia la armonía, la alegría, el amor y la felicidad.

Haz tu elección.

La manera difícil de vivir es seguir ignorando tus reacciones. Esto excluye al entendimiento espiritual de que creamos todas las circunstancias en nuestra vida para nuestro bien más elevado. Puedes culpar a todos los demás por el dolor que te causaron y jugar a ser una víctima de la vida. Puedes seguir enfocándote en las circunstancias aparentes y externas, tratando de decidir como deberías manejar esa situación o persona, etc. Puedes crear disgustos más y más grandes en tu vida hasta que las cosas sean tan drásticas que ya no puedan ser ignoradas. A propósito, en este punto comienzan a impactarte como problemas físicos y enfermedades en el cuerpo.

O puedes manejarlas de la manera fácil. Esta sería simplemente reconocer tu reacción y liberarla - como resultado DEJARÁS de atraer el tipo de incidente diseñado para disparar esa reacción en ti. Cuando tu reacción ya no está ahí, no necesitas atraer más incidentes para mostrarla. Cuando se vaya la reacción, el universo cambiará los eventos en tu vida para acomodarlos a tu nuevo estado de ser.

Habiendo aclarado una reacción o un patrón de pensamiento, entonces atraerás un nuevo conjunto de circunstancias que te muestren otra emoción que hayas escondido . Seguirás haciendo esto con cada pensamiento y emoción escondidos que tengas, hasta que estés en total balance y puedas mantener un sitio de calma y paz internas sin disgustarte.

No es sabio negar o suprimir tus emociones. No necesitas hacer ningún juicio sobre ellas o sobre ti. No hay nada malo en las emociones. Están BIEN y tú estás BIEN. Es sólo que en esta época en particular, es mejor que liberes las emociones que te sacan de balance. En otras palabras, libera las emociones que te arrojan al espacio del amor condicionado en lugar del amor incondicional. El amor condicionado es el tipo de amor en el que decimos que sólo amaremos a alguien si se comporta de una forma que sentimos que es aceptable. El amor incondicional es cuando sólo amamos a alguien, sin importar su comportamiento, color, religión, creencias, etc.

Esto es verdad. Sin importar el nivel del horroroso trauma en donde estés colocado ahora, comienza nuevamente con esta reciente visión. Inicialmente sólo ve hacia tu interior y maneja tus propios asuntos. Este es el manejo correcto. Concéntrate en dejar ir tus propias reacciones. Este es la razón de que esa situación haya ocurrido. No siempre es algo que te pasa a ti. Muchos escenarios son creados para ayudarnos a ver nuestras reacciones. Puedes leer algo en un libro o una revista, o tener una reacción hacia una película, o tal vez escuchar la noticia de algo que le pasó a alguien más o que pasó en otro país. No hay diferencia. La razón de que vieras esa película o de que oyeras sobre algo es porque tú lo atrajiste.

No pongas atención en los detalles y en el significado de la situación en sí. No te preocupes sobre las reacciones que otras personas implicadas necesiten liberar. A menudo evitamos mirarnos a nosotros mismos poniendo nuestra atención en lo que pensamos que otras personas necesitan manejar dentro de si mismos. De alguna manera tratamos de estar bien indicando lo que ellos necesitan modificar. Si, puede ser que ellos también necesiten dejar ir sus reacciones, pero no es tu problema en esta etapa. La idea es hacerte responsable sólo de ti mismo y del hecho de que creaste esto para ayudarte a ser más sabio, más amoroso y más balanceado.

Cuando tu reacción se haya ido, recuperarás tu paz interna en esta área. Entonces la situación que lo causaba cambiará. Aunque pueden haber diferentes clases de eventos que estén ocurriendo y que no parezca que se relacionan entre sí, si examinas tu reacción hacia ellos, encontrarás una reacción idéntica. Sólo se te están dando diferentes maneras de verlo. El significado del evento no es importante. Ya sea que hayas atraído pobreza, un rompimiento con tu pareja, estés inmiscuido en disputas familiares, tu casa se haya quemado o un caso en el juzgado, tú sólo ocúpate de tus reacciones.

La manera de liberar pensamientos, reacciones y emociones no deseadas.

Consigue un momento tranquilo donde no seas molestado. Sin niños ni teléfonos a tu alrededor. Un tiempo para ti.

Escoge una reacción en particular que hayas notado que tienes. Necesita ser traída nuevamente a la superficie. Si necesitas ayuda con esto, puedes imaginar el escenario nuevamente, o un conjunto en particular de circunstancias, que sabes que provocará esta emoción específica en ti.

Deja que el pensamiento, reacción o emoción salga para que lo experimentes completamente. Entonces comienza a inundar toda tu aura con Luz. Da el intento de que deseas traer la frecuencia de Luz exacta que sea correcta y satisfactoria para ti. Si lo deseas, puedes visualizar una luz amorosamente dorada fluyendo. Deja que se vierta a través de ti y de tu aura. Todos podemos saber que tan lejos se extiende nuestra aura. Esta incluye a nuestros cuerpos mental y emocional. No necesitas pensar que tan lejos está. Sólo lo sabes. Recuerda que incluye un espacio al frente, detrás, debajo y sobre ti. Puedes pedirle a los ángeles que te ayuden a liberar la emoción específica o el patrón de pensamiento.

Entonces, imagina el mismo escenario nuevamente si ves que la reacción se ha ido. Si no, permite que salga nuevamente a la superficie hasta que la sientas. Puede ser menos severa porque una parta ha sido liberada. Tu meta es no tener más esa incómoda reacción y ser capaz de estar en calma, balanceado y centrado.

Entonces puedes imaginar el escenario nuevamente para revisar si hay alguna reacción o emoción diferente saliendo. A menudo hay varias o más cosas que manejar en un incidente. Sólo dejarás de tener esa reacción cuando seas capaz de imaginar a esa persona o situación y esto no produzca una reacción desfavorable en ti. Cuando seas capaz de estar muy calmado, cómodo y en paz.

Usa el mismo procedimiento en cualquier ocasión que desees pasar el tiempo yendo a tu interior para manejar tus respuestas indeseables. Sólo trae a tu mente cualquier tipo de situación que disparará la reacción o repuesta en ti.

Cuando hayas manejado todas las reacciones de un evento en particular, da tiempo al universo para que arregle los eventos en tu vida.

Ahora estás en un lugar centrado y balanceado con amor en tu corazón. Ahora el espíritu tiene el control. Ahora si necesitas alguna acción, vendrá de un lugar de amor y no de las reacciones de tu mente, emociones o ego. Ahora puedes sentir más claramente si te sientes bien haciendo algo que concierna a las circunstancias que atrajiste. En este punto es muy importante asegurarte de que verdaderamente haz dejado ir cualquier decisión o juicio que hayas hecho mientras aún estabas atrapado en las emociones de la situación. No las lleves contigo, porque afectarían tu próximo movimiento.

Si cada día te tomas un momento para colocar la disciplina necesaria para liberar tus propias reacciones, comenzarás a atraer menos y menos dificultades a tu vida. Lentamente, todas esas reacciones escondidas a los traumas serán liberadas; tu vida se volverá más y más balanceada y alegre. La lucha, el esfuerzo y las penurias serán reemplazados por la más maravillosa sensación de bienestar, satisfacción y alegría. El amor regresará a tu vida.

Permitámonos estar increíblemente agradecidos a los otros por este precioso don que estamos compartiendo con todos los habitantes del planeta. Recuerda que no puedes ir a casa menos que liberes estas cosas escondidas. Toda la energía densa de tus cuerpos mental y emocional debe ser liberada. Debes estar vibrando a una frecuencia elevada de luz.

Un día tú y tus seres queridos entenderán que gran sacrificio han hecho con tu amor y voluntad para ayudar a los demás a ver lo que necesitan liberar.

Todos estamos ayudando a los demás – en todo el planeta Tierra.


Sandy Stevenson

© Diciembre 2001
Publicar un comentario