miércoles, 21 de octubre de 2009

TEST DRIVE DEL TERROR



Lo que debió ser un simple “test drive” terminó como robo y secuestro.


Aleh Kot, de 32 años, se puso al volante de un Honda Accord para probarlo en una concesionaria como cualquier otra en su West Springfield natal. El vendedor, lógicamente, se subió al asiento del acompañante para contarle las ventajas de ese modelo. No sabía lo que le esperaba.

La cuestión fue que el viaje de 1.600 kilómetros que emprendió Aleh Kot con el auto fue un poco más de lo acostumbrado en las pruebas de manejo. Y lo peor fue que el su acompañante no podía bajarse ya que parte del viaje se hizo a más de 180 kilómetros por hora.

La travesía que se inició en West Springfield culminó en Wisconsin cuando una congestión de tránsito interrumpió el meteórico escape ¡quince horas después! Según Larry Bass, el director de Basile Honda, "que no haya sido detenido antes por ningún agente es increíble. Estamos aliviados de que lo hayan atrapado y que el vendedor no haya sufrido ninguna herida".
Publicar un comentario