viernes, 25 de junio de 2010

EL YOGA CALMA LOS NERVIOS (DE ALGUNOS)


Un hombre provocó un desastre de tránsito cuando decidió practicar sus ejercicios de yoga en medio de una concurrida avenida.

Lo que serena a algunos puede ponerles los nervios de punta a otros. Eso fue lo que sucedió en Guangzhou, China, cuando un hombre trajo el caos al centro de la ciudad al extender su manta en el medio de una avenida y disponerse a practicar sus posiciones de yoga.

El tráfico de la hora más intensa de la mañana fue prácticamente paralizado y mientras el hombre levantaba las piernas al viento no cesaban los bocinazos y los insultos de los automovilistas. Agentes de policía llegaron con dificultad al lugar de los hechos y levantaron la manta del yogui y se lo llevaron arrestado.

La congestión vehicular se había extendido más allá del centro y llegaba a los barrios residenciales de la periferia. Un vocero policial manifestó que "por suerte llegó a practicar sólo una hora, de otra forma el sistema de transporte de toda la ciudad se hubiera paralizado totalmente".
Publicar un comentario