martes, 27 de julio de 2010

LA VEJEZ DEL PERRO, NO ES UNA ENFERMEDAD.



La vejez del perro, no es una enfermedad. Los perros al igual que los humanos, con el paso de tiempo, cambian su comportamiento, incluso el carácter se puede volver un poco malhumorado e irritable, que en la mayoría de los casos, estos cambios son debidos a causas físicas.

Los cambios se pueden modificar, ya que al poder comprobar que existen determinados trastornos orgánicos, se podrán tratar con el medicamento adecuado.


Estos cambios de carácter tienen que ver, com el deterioro de las áreas vinculadas al sistema nervioso central, al avanzar la senilidad, el animal pierde memoria y lo que antes les agradaba, ahora les molesta, sumado a la pérdida de visión, olfato y oído.

La pérdida de su propia respuesta física, les hace sentise tensos y temerosos, a la hora de ejecutar sus acciones, pudiendo dar lugar a una respuesta inesperada.

Los perros pueden soportar más el dolor físico – el derivado de enfermedades-que las personas, porque asimilan primero el dolor y aprenden a vivir con él, como es el caso de la artrosis.

Lo más importante es tratar de comprender al perro y saber que todos estos cambios son normales; se debe de tener paciencia y demostrarle atención y cariño, así como administrarle un tratamiento adecuado, si el veterinario lo considerase necesario.
Publicar un comentario