sábado, 12 de agosto de 2017

LECCIONES UTILES QUE NOS DEJO ALBERT EINSTEIN


Que Albert Einstein revolucionó el mundo de las ciencias con la teoría de la relatividad, pero Einstein nos aportó mucho más. No fue únicamente su alta capacidad intelectual lo que le llevó a triunfar, sino que Einstein tenía una serie de valores que juntos a sus altas capacidades le condujo al éxito.
Además, Einstein fue una de esas personas que tenía tan claro lo que quería hacer y que estaba convencido de sus ideas que lucho a contracorriente por conseguir hacer lo que quería. El científico de pelos locos nos dejó lecciones que podemos aplicar en cualquier ámbito de nuestra vida y que seguro nos serán útiles tanto para nuestra vida laboral o profesional como para la personal y familiar.

Sé curioso


 “No tengo ningún talento especial. Solamente tengo una curiosidad pasional”
La curiosidad es un rasgo de gran valor, ser curioso te puede llevar a descubrir grandes cosas, a evolucionar, a superarte a ti mismo. Lo dice hasta Einstein, aunque ponemos en duda eso de que no tenga un talento especial, estamos de acuerdo en que la curiosidad puede aportarnos cosas muy buenas.
Convertir en profesión tu pasión hará que ser curioso sea algo que te salga solo. Debes ser honesto contigo mismo respecto a las cosas que te interesan e ir a por ello. Aprender, descubrir y prestar atención a lo que te gusta. Además, ser curioso tiene premio, te obliga a mantener a tu cerebro ocupado y recibes estimulación constante. También ayuda a prevenir el desarrollo de enfermedades de memoria como el Alzheimer según la prestigiosa Clínica Mayo y reduce el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares según un estudio de Psychology and Anging.
Sé paciente y perseverante


“No es que sea inteligente, es sólo que me quedo con el problema más tiempo.”
En la vida las cosas que valen la pena no son fáciles. Y los problemas no suelen resolverse rápido. Tanto si se tratan de gestionar tus relaciones familiares o de amistad como con proyectos profesionales, la paciencia y perseverancia será la clave para llegar a la meta y tener éxito.
De nada sirve rendirse ante el primer revés o contratiempo. Los buenos resultados no se suelen conseguir ante el primer intento. Es importarse no rendirse, ni tirar la toalla a la primera de cambio que las cosas no salen como imaginábamos. La paciencia es clave para poder ser perseverante, hemos de confiar en nosotros, sobre todo al obtener errores, es importante pensar que lo vamos a conseguir, aunque tardemos más de lo que esperábamos en hacer. La perseverancia y la paciencia son fundamentales como valor y Einstein lo sabía.
Enfócate en el presente


 “Cualquier hombre que pueda conducir con toda seguridad mientras besa a una chica guapa, no está prestando suficientemente atención al beso.”
Concentrarse en lo que uno hace es de vital importancia. Vivimos en un mundo de locos en el que aspiramos a hacer veinte cosas a la vez y a hacerlas bien y eso es muy difícil. Es mucho más importante centrarse en lo que se está haciendo en el momento y hacerlo bien. Einstein entendía la relevancia de enfocarse en tu objetivo de ahora e ir a por él. Puedes hacer de todo, pero no todo a la vez.
Dalo todo con lo que estés haciendo en este momento, enfoca toda tu energía en ello, estate atento y no piense en lo que tendrás que hacer después, con un solo objetivo el éxito así está asegurado. Una vez termines podrás dedicarte a realizar la siguiente tarea con la misma concentración.

Comete errores


“Una persona que nunca cometió un error, nunca probó algo nuevo.”
El miedo a equivocarse detiene a muchísimas personas, personas que probablemente cuentan con grandes capacidades de hacer cosas muy buenas, cosas que jamás harán por el miedo a no hacerlo bien. El temor al fracaso es, sin lugar a dudas, un camino directo a él, el mayor impedimento del éxito. Einstein se equivocaba igual que tú y que yo, pero continúo trabajando y lo que ha quedado son sus éxitos. Si el fracaso te frena eso es lo que quedará de ti.
Los errores, además, son una fuente de sabiduría, aprendes qué no has de hacer, por qué has fracasado. Te hacen ser mejor, más listo y además en el segundo intento será incluso más rápido. Que no te detenga el fracaso, si te equivocas no te desanimes, coge ese error, y úsalo a tu favor para aprender y hacerlo mejor en el siguiente intento.
Crea valor


“Esfuérzate no para ser un éxito, mejor ser alguien que crea valor”
De nuevo Einstein nos enseñó a no centrarnos en lo banal, el éxito es el resultado final de mucho trabajo y el valor está justo en eso, en el trabajo, mucho más que en el éxito. Enfocar el camino a encontrar el éxito es otro error, hay que tratar de hacer cosas con valor, ese es el camino hacia el éxito. De nuevo los valores anteriormente citados van ligado a ello, un trabajo de valor vendrá acompañado de paciencia y perseverancia, de aprender de los errores, de ser curioso y tener claro lo que queremos hacer y para qué tenemos talento.
La única forma de obtener un trabajo beneficioso a cualquier nivel es crear valor, realizar un trabajo digno y no intentar ir por la vía rápida, sino disfrutar del camino por muy laborioso que sea, pues ahí es como se hacen las cosas buenas.

El conocimiento viene de la experiencia


“La información no es conocimiento. La única fuente de conocimiento es la experiencia.”
De nuevo Einstein nos da una lección aplicable a cualquier ámbito de la vida, tanto personal como profesional. Está muy bien documentarse, tener información, saber teorías, incluso a veces es necesario saber cómo abordar algo. Pero si algo nos va a enseñar de verdad, mucho más que esas nociones que tanto nos esforzamos por aprender, es la práctica, la experiencia. Tanto si vas a ser padre y te lees manuales de cómo cuidar al bebé, aprenderás mucho más cuando empieces a cuidar a tu bebé. Como si estudias la carrera de medicina y te empollas bien el manual de Medicina Interna, hasta que no empieces a tratar con enfermos y a curarlos no obtendrás el verdadero conocimiento.
La mejor forma de aprender y dominar una materia es trabajando de forma práctica en ello, desde luego tener conocimientos teóricos nos aportara muchas facilidades pero una vez los pongamos en práctica recibiremos el doble de conocimientos de la experiencia. La experiencia es la piedra filosofal para dominar un campo en concreto

Publicar un comentario