domingo, 20 de abril de 2008

EL GATO PERSA


Este gatito se origina Asia menor; desde allí, durante la primera década del siglo XVIII, fueron introducidos en Europa, donde se les conocía como gatos angora y gatos franceses.
Al cruzarse con gatos de pelo largo y aspecto rechoncho procedentes de Irán (ahora Persia) la raza comenzó a denominarse persa. Gustando mucho a la aristocracia de Europa, vivo ejemplo la reina Victoria de Inglaterra, que orgullosa posee varios gatos Persa.
Peso: 9 -12 lbs.
Color: Los Persas vienen en siete patrones diferentes: Solidos, oro y plata, sombreado y ahumado, jaspeado, particolor, bicolor e himalaya. Los colores varian desde el blanco como la nieve, a marrón manchado y gris.
Ojos: De variados colores, como el verde, plateado, dorados, azules y otros. Los colores dependen bastante del color del pelaje.
Apariencia General:Su tamaño es de mediano a grande, con cuerpos anchos y pecho profundo. Sus patas cortas y fuertes, y su cabecita es redonda y masiva. Su pelaje es largo de la cabeza a la cola.
Carácter:El gato Persa es una raza plácida y gentil. Bastante afectuosos, callados y usualmente maullan con una voz muy suave. Esta raza de gatos se lleva muy bien y en paz con otros gatos, perros y niños. Les gusta tener las patas bien firmes sobre algo, así que no son de trepar o saltar mucho. Les gusta posar mucho y tiende a elegir un lugar favorito en casa.
Publicar un comentario