domingo, 20 de abril de 2008

QUE HACER PARA ATRAER HACIA NOSOTROS A UN GATO ASUSTADO


A veces nos encontramos en la situación de tener un gatito nuevo en la casa, o querer rescatar a uno en problemas pero el minino está tan asustado que no hay manera de acercarlo hacia nosotros. He aquí algunos consejos obtenidos por puro empirismo, y por mis años conviviendo con ellos.
Intenta que el gato te asocie a la comida. Un gato es agradecido con quien le da de comer. Prueba darle distintas cosas que suelen atraer a los gatos, como golosinas para gato en salsa, pollo, jamón, quesos… cuando le veas mover los bigotes para oler lo que le ofreces, irás por buen camino. Yo usé pedazos de hígado crudo ya que les enloquece, pero como el gatito no dejaba que me acerque soplaba en dirección a él para que le llegue el olor! (Hoy en día vive conmigo y es padre de cinco hermosos diablillos).
Una segunda opción a distancia puede ser usar el puntero láser, no tienes que acercarte pero si tienes la suerte de que le atrae el punto que se mueve, podrás acercarlo hacia ti hasta que vea que no representas un peligro, sino un compañero de juegos.
Si tienes perro, procura que tus manos o ropa no tengan su olor. Un gato asustado tiene sus sentidos preparados para la defensa y el olor del perro no es un buen aliado si quieres acercarte.
Procura que no haya ruidos molestos ya que pondrán al gato más nervioso de lo que está. Háblale con voz suave. Son muy sensibles a los tonos de nuestra voz.
Si conoces la fuente del miedo del gato, quítala de su vista. A veces se asustan de personas, animales, el fuego de la chimenea, luces, el televisor, juguetes, niños. Es importante que mires hacia dónde está viendo el gato. Allí estará su “monstruo del armario”.
Hasta puedes imitar el sonido que emite la madre hacia sus crías, que es una mezcla de maullido con ronroneo. Esto es útil en gatos pequeños, hasta antes de llegar al celo en algunos casos. Pero cuidado con la forma en que imitas a la gata, ya que puede confundirse con los llamados de machos en celo y pueden representar para el asustadizo una invitación a luchar, que es lo que menos desean en ese momento.
Publicar un comentario