martes, 4 de mayo de 2010

ADOPCIÓN RESPONSABLE DE MASCOTAS




Adopción responsable de mascotas. Muchas veces el deseo de tener una mascota se antepone las necesidades básicas de todo animal doméstico, como la dedicación, el cariño y los cuidados.

Es fundamental que antes de adoptar seas consciente de las responsabilidades que conlleva este acto, porque un animalito no es un juguete que podemos manejar a nuestro antojo, sino un ser vivo con derechos que deben ser respetados. A continuación, los mandamientos de la adopción de mascotas responsable.

Antes de adoptar una mascota debes tener en cuenta su promedio de vida, por lo que todas las personas que convivirán con el animal tienen que estar de acuerdo con la adopción y conscientes que tendrán que cuidarla durante toda su existencia.

Considera el presupuesto necesario para el mantenimiento de la mascota, así como la necesidad de un lugar y de personas a su cuidado en caso de vacaciones y de ausencias por tiempo prolongado.



Previamente a la adopción es importante que conozcas las características, el comportamiento y las particularidades de la especie escogida. Cada raza tiene además distintas necesidades que no pueden escapar de tu conocimiento.

Las mascotas tienen que vivir dentro de una casa, nunca en la calle. Durante los paseos y demás actividades, que deben tener frecuencia diaria, siempre tienes que acompañarlas.

Una serie de cuidados son esenciales para el mantenimiento de la salud del animal: refugio, alimentación adecuada, baño, ejercicio, vacunación y visitas periódicas al veterinario. Y tan importante como el buen estado físico es el psicológico; jamás descuides la necesidad de afecto y atención que merece tu mascota.

Si no deseas que la mascota tenga crías actúa con responsabilidad. La castración o esterilización son la única manera definitiva para controlar la procreación indeseada.
Publicar un comentario